Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sistema Solar
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

Agricultores colombianos aportan a la sostenibilidad

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

En el desarrollo de las metas para lograr la sostenibilidad y rentabilidad del agro, la labor y el aporte de los agricultores para alimentar el mundo es cada vez más relevante, pues implementan prácticas responsables con el medio ambiente que se convierten en un ejemplo digno de destacar. Cafeteros, bananeros, arroceros, paperos, junto con otros emprendedores agrícolas del país, son adultos, jóvenes y niños que día tras día cultivan los alimentos para un país, a través de sistemas de producción agraria en donde encuentran el equilibrio entre la producción, la generación de recursos y el cuidado del planeta.

Ana María Donneys, Juan Carlos Guerrero Guio y Juliana Díaz Echeverry, son agricultores menores de 35 años, que tienen un objetivo en común “volver el campo un negocio rentable y de nuestras fincas un lugar sostenible con el ambiente”.

Comparten sus historias de éxito para visibilizar que la innovación en el agro colombiano y el empoderamiento a las nuevas generaciones para heredar el amor por el campo y encontrar allí sus proyectos de vida, son claves para el futuro de la agricultura.

Ana María Donneys

Es administradora de empresas y especialista en Innovación y desarrollo de negocios. Volvió al campo hace cuatro años tras la pérdida de su abuelo y luego de tener un sentimiento por querer regresar a su tierra, aprender y continuar con el legado de la hermosa labor de la caficultura. Ella trabaja en sus fincas ubicadas en los municipios de Circasia y Calarcá, Quindío.

“Café Primitivo nace hace dos años para honrar la gran labor y el nombre de mi abuelo, hoy en día hemos llegado a mercados internacionales como Alemania, Australia, España, Taiwán, Corea y Canadá. Actualmente hemos sembrado un nuevo parque de varietales y hemos mejorado nuestro proceso agronómico y de post cosecha. Aquí me he apoyado de algunas personas y empresas como Yara, que me han asesorado técnicamente en planes nutricionales para utilizar las fuentes adecuadas y los nutrientes que necesitan mis plantas para sacar el mayor potencial, cuidar el medio ambiente y ser muy competitiva en el mercado de cafés especiales a nivel global”.

Juan Carlos Guerrero Guio

Es productor de papa en la vereda Cunucá en Toca, Boyacá. Hace parte de la tercera generación de agricultores en su familia y creció en un ambiente netamente rural. Es agrónomo de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC), se ha desempeñado como productor de papa industrial de la sociedad de pequeñas familias agricultoras, ASOAGROTOCA SAS, y se ha convertido en líder y referente gracias a su trabajo y buenos resultados con la implementación de sistemas de riego por goteo, que mejoran la eficiencia del uso del agua.

“Con mi familia y paperos de la zona tenemos un plan de fertilización, el cual desde la implementación de riego por goteo ha venido cambiando a Fertirriego de Yara para aumentar la eficiencia de los productos de nutrición vegetal. Esto nos ha ayudado a que los cultivos tengan un buen desarrollo y una menor afectación por plagas y enfermedades. Además, con estas prácticas mitigamos el impacto ambiental, mejoramos los rendimientos del cultivo y hacemos uso eficiente de los recursos naturales”.

Juliana Díaz Echeverry

Es administradora de empresas agropecuarias y trabaja hace 7 años en la finca con su padre, en el municipio de Aguachica en el Cesar. Empezó con pocas áreas de maíz y actualmente cuenta con más de 440 hectáreas de este cereal.

“Siendo responsable con la tierra y con los recursos naturales he mejorado la productividad en la siembra del maíz gracias, en gran parte, a la asesoría y acompañamiento de Yara en el proceso de preparación y levante del cultivo. Yo inicié con producciones aproximadas de 1 tonelada por hectárea y hemos aumentado a cerca de 7.9 toneladas por hectárea de maíz grano y ciego. Esto nos ha permitido incrementar aproximadamente un 30% la productividad cada año. Con estos resultados mi meta es ser ejemplo de tecnificación de maíz en la zona y enseñar las buenas prácticas y la experiencia de productos que uso en mis cultivos”.

Yara ha trabajado con los agricultores del país en el proyecto Agricultores del Futuro, con el objetivo de fortalecer, empoderar y capacitar a las nuevas generaciones de cultivadores, para que el campo siga siendo rentable para la sociedad en general. En este proceso, la tecnología y el uso de herramientas digitales ayudan a optimizar procesos de producción.

“La agricultura digital abre un mundo de posibilidades a los productores de las diferentes regiones del país, pues pueden acceder a través de su celular a toda clase de información agrícola personalizada y en tiempo real, lo cual es un soporte para tener una producción de alimentos más eficiente y con menos desgaste de recursos naturales”, mencionó Miguel Amado, gerente de Desarrollo de Negocios para Yara Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología