Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
RR.HH.
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Banco de Occidente financió a 1.500 pequeños agricultores

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Banco de Occidente, filial de Grupo Aval, en alianza con Finagro, impulsó la colocación de créditos para apoyar la transformación del campo colombiano. Estos mecanismos de financiación que se han implementado tienen como finalidad la entrega de apoyo y oportunidades para estos productores. En el 2023, se impactaron a 1.500 pequeños productores de arroz, maíz, café, palma de aceite y leche.

De acuerdo con cifras reveladas por Agronet, más del 80 % de los alimentos que se consumen en Colombia vienen de la producción nacional y, de este porcentaje, al menos el 50% está en manos de pequeños productores, lo que evidencia el rol fundamental que tiene esta población en la seguridad alimentaria del país.

De allí la importancia de que la banca contribuya a aportar a su sostenibilidad, estimulando el crecimiento y la tecnificación de estos agricultores, esta alianza prestará hasta un máximo de 4.951 Unidades de Valor Tributario (UVT), que son alrededor de $209 millones de pesos. Finagro, clasifica como pequeños agricultores a las personas naturales cuyos ingresos brutos anuales son de hasta $164.727.500 y activos totales hasta $529.481.250.

“Como entidad financiera entendemos que la agricultura es parte del alma de nuestro país. Por ello, con una visión innovadora y un corazón lleno de empatía, implementamos estrategias que no solo desafiaron lo convencional, sino que abrieron las puertas de nuestra entidad a los pequeños agricultores. Cada crédito otorgado ha sido un puente hacia un futuro mejor y la reafirmación de nuestra creencia en el potencial ilimitado de nuestros campos y de la tenacidad de aquellos que los cultivan. Con mecanismos alineados a la legislación agropecuaria y un enfoque humano y cercano, no sólo inyectamos recursos financieros, sino también confianza y fortaleza en las comunidades rurales”, afirma María Fernanda Jaramillo Cárdenas Product Owner de la Célula de Fomento de Banco de Occidente.

Estos créditos son otorgados a través de esquemas de integración, que son un mecanismo de financiación a una persona natural o jurídica denominada integrador, quien será el responsable del crédito, en beneficio de pequeños y/o medianos productores, creando así una colaboración y progreso mutuo en el sector agropecuario. Estos esquemas tejen una red de apoyo, asegurando no solo la compra de sus cosechas, sino también brindándoles servicios cruciales como asistencia técnica y gestión administrativa.

En este entrelazado de fuerzas, los pequeños agricultores encuentran aporte gracias a los recursos financieros esenciales, abriendo puertas a nuevas oportunidades de desarrollo y crecimiento.

Desde Banco de Occidente la estrategia se ha centrado en proveer recursos vitales asociados a los costos de siembra, sostenimiento y capital de trabajo, abarcando así todos los eslabones de la cadena agropecuaria. Esta inversión inteligente y focalizada, mejora las infraestructuras y permite la adquisición de equipos avanzados, mientras fomenta, a su vez, el desarrollo tecnológico y el acompañamiento técnico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología