Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
RR.HH.
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Cacao Conecta, para impulsar la conectividad, la productividad y el desarrollo en el Urabá

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Durante más de 15 años, María Gladys Cabrera ha estado dedicada al cultivo de cacao en la vereda El Guineo del municipio de Apartadó – Antioquia. Esta antioqueña ha encontrado en ese fruto una oportunidad para hacer realidad sus sueños y los de su familia. Por esta razón, cuida cada uno de los árboles que producen el tan anhelado producto.

A 30 kilómetros de distancia, Sandra Manco y su esposo Osman Urrego, hacen lo propio en Turbo. Esta pareja ha convertido esta actividad en su sustento económico y han adquirido conocimientos profundos sobre este fruto y haciendo del cacao un estandarte para sus vidas.

Historias como las María Gladys, Sandra y Osman, se replican en cientos de familias cacaoteras del Urabá antioqueño, un territorio que históricamente ha sido golpeado por la violencia y en el que las oportunidades parecían ser escasas.  En este contexto nace Cacao Conecta, una Alianza Global para el Desarrollo entre la Fundación Ideas para la Paz, USAID Colombia, Microsoft, y la Compañía Nacional de Chocolates, que brinda oportunidades a 320 productoras y productores de cacao en Apartadó, Turbo y Dabeiba.

Esta alianza ha facilitado a las familias cacaoteras, el acceso no sólo a internet, sino a una red de trabajo, conocimiento y apoyo constante para lograr una producción cada vez más próspera. Las organizaciones gestoras de la iniciativa han contribuido con la co-creación de la estrategia para avanzar en los componentes de fortalecimiento institucional, desarrollo productivo, empoderamiento de mujeres y jóvenes, y apropiación de la tecnología.

Gracias a Cacao Conecta, personas como Emilia Isabel Páramo y su esposo Luis Alberto Jaramillo, que trabajan diariamente para mejorar la producción de sus frutos, hoy pueden acceder a fertilizantes de calidad, plantas para resiembra y renovación de cultivos, y ayuda técnica para potenciar las estrategias de producción y comercialización del cacao, fortaleciendo así la confianza, gobernanza e inclusión dentro de las asociaciones cacaoteras.

“Con este programa hemos aprendido muchas cosas, como por ejemplo a mantener el cacao limpio; nos han dado fertilizantes, nos explican la importancia de la poda y de estar pendientes de la mazorca para que no se nos dañe la cosecha”, afirma Sandra Manco, productora de cacao del municipio de Turbo, Antioquia.

A la fecha, 1.063 personas se benefician de las acciones que ha implementado Cacao Conecta, como la donación de más de 53.200 plantas para la renovación del cultivo, la realización de 328 asistencias técnicas en nuevos procesos de cultivo y cuidado de la tierra que han permitido un aumento del 15% en los rendimientos por hectárea en promedio de los productores de las cuatro asociaciones cacaoteras que hacen parte del programa. Además, se han llevado a cabo espacios de formación en equidad de género, así como en habilidades fundamentales en tecnología y conocimientos digitales para empoderar a los habitantes de la región e impulsar su progreso.

Cabe resaltar la significativa inversión realizada por USAID Colombia, un pilar esencial en el éxito de la iniciativa. A través de su apoyo, se ha facilitado el acceso a recursos y programas que fortalecen las capacidades locales, promoviendo la equidad, el empoderamiento y la prosperidad en la región. Esta colaboración ha permitido crear un entorno propicio para el crecimiento económico y social, generando un impacto positivo a largo plazo en la vida de los productores de cacao y sus comunidades.

“Los resultados tenemos hoy con el programa Cacao Conecta no sería posible sin el compromiso de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, que ha sido clave para la articulación entre actores y en la financiación de este proyecto que le aporta al desarrollo del entorno productivo en los tres municipios impactados en Urabá, Antioquia”, indica Jerónimo Castillo, coordinador de Gobierno de la Fundación Ideas para La Paz.

Uniendo esfuerzos

En el marco de su iniciativa Airband de Microsoft, – un programa de acceso a conectividad y generación de oportunidades para regiones apartadas y poblaciones vulnerables, que ya ha llevado conectividad y programas a más de 600 mil personas de comunidades rurales en Colombia, Microsoft ha instalado 26 puntos de conectividad junto a su aliado Anditel. La Compañía brinda un acompañamiento continuo en estas comunidades para capacitarlas en las habilidades digitales y la apropiación tecnológica con el fin de que puedan aprovechar las oportunidades de la era digital y ampliar sus oportunidades comerciales, conectarse con otras cadenas productivas y mejorar la comunicación dentro de las asociaciones.

“Con Cacao Conecta, la conectividad a internet se enfoca en promover la transformación digital rural aplicada a la agricultura para mejorar la productividad y el sustento de los productores. A lo largo de estos tres años hemos logrado hacer una apropiación completa de la tecnología en las comunidades cacaoteras del Urabá democratizando el acceso a herramientas digitales que brindan nuevas oportunidades”, aseguró Germán Otalora, líder del programa Airband de Microsoft para América Latina.

Por su parte, la Compañía Nacional de Chocolates ha desempeñado un papel fundamental al convertir a estas familias en proveedores de sus plantas. La organización ha adquirido en promedio de 130 toneladas de cacao Premium para la producción de sus chocolates y derivados, lo que les ha permitido prosperar en sus negocios y elevar los estándares de calidad de sus cultivos.

Cacao Conecta ejemplifica la importancia de forjar alianzas para el progreso mediante la tecnología, la transferencia de conocimiento y la creación de nuevas habilidades. El compromiso conjunto de todos los aliados se enfoca en continuar impulsando esta iniciativa y construir cadenas productivas robustas. Esto posibilita que los productores de cacao y sus familias mejoren sus condiciones de vida y contribuyan al desarrollo económico del campo colombiano. La colaboración estratégica entre diversos actores destaca la capacidad transformadora de la cooperación para generar un impacto positivo y sostenible en las comunidades agrícolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología