Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
RR.HH.
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Centenario del músico Manuel José Bernal González

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Este 2 de febrero, con ocasión de la celebración del centenario del natalicio del maestro Manuel José Bernal González, el Grupo de Música de la Dirección de Artes –a través del Plan Nacional de Música para la Convivencia del Ministerio de las Culturas, las Artes y los Saberes–, comienza su proyecto ‘Efemérides’, un espacio para exaltar el legado de maestros de las músicas colombianas.

“Desde mi perspectiva, el maestro Manuel J. Bernal integra junto con otros nombres muy ilustres –Oriol Rangel o Jaime Llano González, entre otros–, el mejor momento en la divulgación de repertorios populares colombianos actualizados y de calidad, a través de la radio en vivo y la televisión en Colombia”, resalta Martha Rodríguez Melo, investigadora y docente de la Universidad de los Andes.

Bernal nació el 2 de febrero de 1924, en La Ceja, Antioquia. Desde sus primeros años, demostró su prodigioso talento musical al interpretar obras en el órgano tubular de la iglesia, siguiendo los pasos de su padre, Samuel Bernal. Aprendió solfeo y las bases de la armonía clásica desde joven, destacando por su excepcional oído absoluto, que le permitía identificar y producir notas sin referencia alguna.

Tras recibir clases formales en Bogotá, con el sacerdote italiano Egisto Giovanetti, y en Medellín con la pianista Luisa Manighetti, ingresó como pianista a la orquesta de la emisora La Voz de Antioquia, donde también se desempeñó como director durante una década.

Precisamente, en 1956, recibió una mención de honor por su contribución a la divulgación de la música nacional a través de la radiodifusión. Su carrera alcanzó otro hito en 1962 al dirigir La Traviata, de Giuseppe Verdi, con la Ópera de Río de Janeiro durante el Primer Festival Internacional de Ópera, lo que le valió una invitación formal para dirigir esta obra en 1964.

Para Fabián Forero, compositor y director colombiano, mencionar al maestro “Manuel J” es referirse a un músico polifacético y destacado en todos los campos que abordó en el ámbito musical. Y resalta que fue un arreglista y orquestador excepcional, llevando a cabo la iniciativa de establecer la práctica del formato orquestal para interpretar de manera sólida y continua las músicas tradicionales colombianas, tanto en Medellín como en Bogotá.

Bernal también se destacó como director artístico de discos Philips y dirigió la orquesta de la emisora Nuevo Mundo de Caracol entre 1965 y 1971.

Entre sus obras más reconocidas se encuentran Gloria Eugenia, Jorge Humberto, Sonia María (dedicados a sus tres hijos mayores), así como los bambucos Medio siglo, Bodas de plata y Orquídea. Su legado musical se refleja en 16 discos, que lo consolidan como uno de los grandes exponentes de la música colombiana.

Luis Fernando “El Chino” León, intérprete y docente de música andina colombiana, afirma que las obras de Bernal siguen siendo relevantes en el repertorio musical colombiano. El maestro, que desempeñó roles como organista, pianista y director de orquesta,  un músico integral, dejó un impacto imborrable en la música colombiana, especialmente en la zona andina. León destaca la revolucionaria contribución del maestro como compositor, resaltando sus propuestas melódicas y armónicas de gran importancia.

“Sus variadas composiciones nos permiten disfrutar de una versatilidad inmensa, desde una Misa colombiana pasando por los pasillos como la obra Paz ganadora del premio Coltejer en 1960. Estamos ante uno de los grandes músicos colombianos. Me uno a la conmemoración del primer centenario de su nacimiento dándole gracias por su inmensa labor en pro de nuestra música”, concluye el maestro Eduardo Carrizosa, compositor y director de orquesta colombiano.

Manuel J. Bernal fue más que un músico excepcional. Su vida y obra son un testimonio de dedicación, innovación y amor por la música colombiana. Falleció en Bogotá, en 2004.

Hace cinco años se creó el Festival de Música Andina Manuel J. Bernal en La Ceja (Antioquia), su ciudad natal, donde jóvenes interpretan sus obras para preservar y difundir la riqueza musical del legado del maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología