Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
lugares
Lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
Reseña
RR.HH.
RSE
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Centros de datos para el sector salud

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

El sector salud es una de las industrias más importantes a nivel mundial, pues su carácter asistencial ha llevado a los gobiernos a implementar tecnologías y a realizar gastos económicos que permitan automatizar sus procesos.

Para organizaciones como el Banco Mundial, Colombia es uno de los principales países de la región con el nivel de gasto en salud más elevado, con una inversión de 4,9% del presupuesto general, frente a 3,8% que es el gasto promedio en los países de América Latina y el Caribe.

Y es que, sin duda alguna, la capacidad de gestionar el flujo de datos generado en los procesos diarios es cada vez más complejo para la reputación de eficiencia y profesionalidad de un hospital.

“Miles de personas sufren efectos adversos cada año debido a historiales médicos inexactos o incompletos que pueden afectar a las pruebas, el tratamiento y el diagnóstico preciso. Las soluciones informáticas integradas y mejoradas, como los microcentros de datos, pueden ayudar a reducir significativamente esta cifra al permitir historiales médicos más precisos y accesibles, contribuyendo a facilitar la toma de mejores decisiones médicas”, afirma Marcio Kenji, gerente del segmento de Cloud & Service Provider para SAM de Schneider Electric.

Los sistemas informáticos y las infraestructuras de alimentación y refrigeración asociadas desempeñan un papel fundamental a la hora de ayudar a los hospitales a impulsar la eficiencia en todos los ámbitos.

Hoy en día, la mayoría de los hospitales tienen un centro de datos pequeño o mediano en sus instalaciones, utilizado principalmente para archivar registros. Pero con la creciente disponibilidad de las tecnologías del Internet de las Cosas (IoT), se están conectando muchos más dispositivos y sensores. Enormes cantidades de datos fluyen de un departamento a otro.

Con este aumento de los datos llega el problema de la latencia (retrasos en los tiempos de respuesta al acceder a los datos informáticos) y el ancho de banda limitado para acceder a las aplicaciones basadas en la nube. Esto se produce al sumar nuevos dispositivos médicos en las instalaciones hospitalarias, que necesitan estar conectados no solo al hospital, sino también a la nube. Los proveedores de equipos médicos alojan centros de diagnóstico basados en la nube para ayudar a los médicos y al personal de los departamentos a obtener resultados más rápidos y precisos de los pacientes.

Con base a lo anterior, Schneider Electric, presenta tres claves para entender cómo la tecnología y en especial los Data Center contribuyen a que exista una hiperficiencia hospitalaria.

1. Crecientes retos para los hospitales

La reciente pandemia ha añadido complejidad a la mejora de la eficiencia hospitalaria. Muchos hospitales han experimentado retrasos, lo que puede causar demoras en los tratamientos de los pacientes. Además, los hospitales rurales se enfrentan al reto de proporcionar a los pacientes acceso a profesionales médicos altamente cualificados y a tratamientos especializados, dada su lejanía.

En todo el mundo, la mayoría de los hospitales se enfrentan al reto de mejorar la eficiencia, ya que muchos tienen procesos de trabajo manuales o sus sistemas presenciales y remotos no están conectados entre sí. Numerosos centros médicos aún no disponen de la tecnología necesaria para soportar estos sistemas. Los informes y las historias clínicas electrónicas son una de las áreas que suelen verse afectadas. Con poco o ningún acceso al historial del paciente, muchos hospitales tienen dificultades para compartir datos con otros centros de salud.

2. Impacto en la sostenibilidad

La eficiencia también tiene un impacto significativo en la sostenibilidad. Los hospitales son grandes consumidores de energía. Gran parte de la energía que consumen procede de la iluminación, la calefacción, la refrigeración, la ventilación y el calentamiento del agua. La tecnología que consume energía, como los equipos electrónicos de diagnóstico por imagen y los registros digitales, se suma a esta carga. Las instalaciones remotas suelen funcionar a pleno rendimiento incluso cuando las oficinas están cerradas, con equipos, ajustes de temperatura y luces funcionando las 24 horas.

Sin embargo, muchos de estos elevados costos se pueden evitar. Las nuevas tecnologías permiten al personal acceder rápida y fácilmente a pantallas que les permiten controlar y supervisar el consumo de energía en las habitaciones de los pacientes, estén ocupadas o no, ya que estas habitaciones deben gestionarse de forma diferente desde el punto de vista energético. Los sensores de las habitaciones recopilan una gran cantidad de datos sobre consumo energético, confort y seguridad.

3. Cómo los microcentros de datos resuelven el dilema de la eficiencia hospitalaria

Las innovaciones en la tecnología de Edge Computing están mejorando la conectividad, la energía y la refrigeración de alta eficiencia, con lo cual están ayudando a los hospitales y centros de salud a reducir costos; mejorar la eficiencia operativa y la sostenibilidad; mejorar la experiencia del paciente, y mejorar la rentabilidad.

Para adaptarse a estos cambios, muchas organizaciones sanitarias están empezando a implantar microcentros de datos que permiten una conectividad hipereficiente con la nube. Los microcentros de datos son pequeñas soluciones preensambladas, probadas e integradas configuradas en una carcasa. Estos microcentros de datos están preparados para alojar servidores, almacenamiento y dispositivos de red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología