Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
Lugares
lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
Reseña
RR.HH.
RSE
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Cinco consejos para implementar chatbots en ciberseguridad

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Los chatbots están transformando la manera en que las empresas manejan las solicitudes de información y asistencia técnica, con el objetivo de mejorar los tiempos de respuesta, disminuir los costos asociados a los departamentos de soporte y elevar la satisfacción general de los usuarios de manera considerable. Por ello, gran parte de las instituciones buscan establecer interacciones eficientes con sus clientes, y los chatbots, o asistentes virtuales, están ganando una presencia creciente en diversas industrias.

De acuerdo con Statista, en América Latina el 37% de las empresas utiliza algún tipo de herramienta de Inteligencia Artificial (IA). Según estadísticas de IBM, en Colombia un 20% usa estas herramientas principalmente en operaciones comerciales. La compañía de investigación de mercados Treble.ai en su documento ‘WhatsApp y el estado del marketing conversacional en Colombia 2024’, revela que 79 de cada 100 consumidores usa Whatsapp como su canal predilecto para el consumo.

Lo anterior evidencia la capacidad de los asistentes virtuales para ofrecer respuestas de manera continua a lo largo de todo el día, atender consultas habituales e incluso iniciar conversaciones proactivas y ofrecer sugerencias. De acuerdo con Noventiq, proveedor global líder y de soluciones y servicios en transformación digital y ciberseguridad, los asistentes virtuales (AV) son también un paso decisivo a la seguridad informática de las organizaciones. “Si bien, los chatbots se convierten en el canal preferido de consumo, para las empresas la importancia es aún mayor porque estas herramientas reducen el riesgo de vulneración de la información, generan una mayor interacción con los usuarios y permiten la automatización de tareas logrando procesos más efectivos”, asegura José Castro, gerente General de Noventiq Colombia.

Tras ello, desde Noventiq dan cinco consejos para el correcto uso de los chatbots en ciberseguridad.

1. Detección de amenazas: Los chatbots están equipados con algoritmos y reglas predefinidas para detectar patrones de actividad sospechosa o posibles amenazas cibernéticas. Se pueden monitorear eventos en tiempo real, como registros de acceso, para identificar comportamientos anómalos.

2. Análisis de datos en tiempo real: Poseen la capacidad de examinar grandes cantidades de datos en tiempo real, como registros de eventos y alertas de seguridad. Utilizan técnicas de aprendizaje automático para detectar patrones y relaciones que podrían señalar posibles amenazas.

3. Integración con sistemas de seguridad: Se integran con sistemas de seguridad existentes, como plataformas de gestión de eventos e información de seguridad (SIEM) y soluciones de prevención de intrusiones, para acceder a información relevante y mejorar la coordinación de respuestas.

4. Aprendizaje continuo: Pueden aprender de incidentes pasados y ajustar sus algoritmos para mejorar la precisión y eficacia con el tiempo. Esto implica un proceso de retroalimentación continua que ayuda a adaptarse a nuevas amenazas.

5. Notificación y alertas: Proporcionan notificaciones y alertas en tiempo real sobre posibles amenazas. Esto permite a los equipos de seguridad responder de manera rápida y eficiente a eventos críticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología