Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

Con la inclusión financiera también se debe aumentar la seguridad

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

La actual crisis social, de salud y económica, impulsó a las personas a darle mayor uso a los canales digitales transaccionales bancarios, incluso, abrir nuevos aplicativos conocidos como billeteras móviles para realizar compras y pagos desde el aislamiento. Sumado a esto, la implementación de los programas de transferencias monetarias como el Ingreso Solidario y la Compensación del IVA, entre otras acciones del gobierno, facilitaron el acceso e inclusión a productos financieros en poblaciones excluidas.

Este escenario, permitió que, en 2020, cerca de 32 millones de personas tuvieran algún producto financiero, de estos, 2.6 millones de colombianos adquirieron uno por primera vez, según la Super Intendencia Financiera de Colombia. Sin embargo, es importante resaltar que, con el crecimiento de las transacciones, crece el fraude y los ciberataques. Solo en 2020, cerca del 41% de los fraudes se concentran en canales digitales, siendo la banca móvil el punto de concentración de la mayoría las reclamaciones con un 49,83%, en datos de Asobancaria.

Frente a esta situación, las entidades bancarias invierten más en herramientas tecnológicas orientadas a la prevención, detección, gestión de fraudes y ciberamenazas para garantizar la seguridad en cada uno de los canales transaccionales. Según Luis Carlos Guerrero, presidente para Colombia de Lumen Technologies, para poder reducir el impacto en los ataques no solo los bancos deben implementar e invertir en medidas, sino también, va de la mano con las buenas prácticas y precauciones de sus clientes. “Las entidades financieras están obligadas a invertir en servicios de TI, que garanticen las condiciones de seguridad necesarias para proteger a los clientes y comercios, que van más allá de lo que se puede percibir en la experiencia de uso” .

Además, Guerrero afirmó que, los bancos deben contar con toda una estrategia en seguridad que incluya, redes seguras, servicios de cloud seguros, almacenamiento y tratamiento de datos, bloqueo de ataques maliciosos, depuradores de datos, entre muchos otros requerimientos de TI que componen la lista de servicios en las que deben invertir las entidades financieras.

“La formación de verdaderos ecosistemas digitales, en donde las entidades bancarias están más conectadas que nunca con sus clientes, proveedores y partners de negocios, significa también que se abren nuevas brechas de seguridad. Sin embargo, y tal vez por eso mismo, la estrategia de seguridad cobra hoy una relevancia inédita para cualquier organización”, puntualizó el presidente de Lumen Technologies para Colombia.

“Es importante revolucionar la industria financiera mediante la inserción de herramientas tecnológicas que generen un ecosistema digital seguro, promuevan la eficiencia y mejoren la participación del sector en el mercado, todo esto junto a la comunicación y educación hacia los usuarios para reducir el riesgo de caer en fraudes”, concluyó Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología