Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sistema Solar
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

Cultura abierta aporta al cierre de brechas digitales

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, que se conmemoró este 8 de marzo y que suscita diálogos sobre el tema durante todo el mes, Magda Martínez, arquitecta sénior de Soluciones Región Andino, Centroamérica y el Caribe para Red Hat, destaca la importancia de emprender acciones que ayuden a cerrar la actual brecha digital entre hombres y mujeres.

De acuerdo con un informe presentado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), solo el 35% de los estudiantes de educación superior en áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) son mujeres y únicamente el 3% eligen estudios de tecnologías de la información y la comunicación en el mundo.

“Trabajar en incrementar esas cifras y ayudar a mejorar la representación y la inclusión en la industria tecnológica para mujeres es uno de nuestros propósitos en Red Hat, porque consideramos que mayor diversidad produce un espectro más amplio de ideas y garantiza que todos progresen más y a mayor velocidad en las áreas profesionales que desean”, asegura la arquitecta senior.

Entonces, ¿qué hacer para volcar el discurso de inclusión a una realidad que de verdad contribuya a cerrar la brecha digital de género? Para Magda Martínez la respuesta empieza por “trabajar en tres áreas fundamentales que permitan configurar espacios abiertos de exploración para todas las mujeres, las cuales son: acceso a educación, garantizar oportunidades laborales y apropiación”.

Educación

El acceso al conocimiento y aprendizaje es el inicio del camino para garantizar que niñas y jóvenes exploren las áreas STEM. Para labrar este camino, la compañía cuenta con Red Hat Academy, un área que se asocia con instituciones educativas de todo el mundo para ofrecer a la última generación de especialistas en TI acceso gratuito a todos los cursos de capacitación y certificación de la compañía.

Estos programas, con despliegue desde Massachusetts, Estados Unidos, hasta Jyväskylä, en Finlandia, garantizan el acceso para todos los interesados y brindan un plan de estudios que incluye enseñanza en tecnologías de desarrollo, Linux y nube, facilitando la formación de las habilidades básicas necesarias para lograr competencias clave en la industria TI.

“El curso, de membresía gratuita para las instituciones que cumplen con los requisitos, incorpora un plan de estudios variado, laboratorios con actividades prácticas y flexibles y es posible realizar exámenes de certificación basados en el desempeño del estudiante”, asegura la experta de Red Hat.

Oportunidades laborales

Otro de los retos que enfrentan las mujeres en áreas STEM es el acceso al trabajo. Si bien, uno de los pilares es educar a todos sin importar su género, esto no es suficiente si para ellas el camino se termina junto con su graduación de la universidad.

“Basarse en una filosofía de cultura abierta (como en Red Hat) es clave, ya que permite que las mujeres accedan al trabajo que desean sin tener en cuenta nada diferente a sus habilidades profesionales”, explica Magda Martínez.

Además, las ofertas laborales no incluyen ningún requisito vinculado con el género y la filosofía es completamente abierta lo que permite que cada representante de Red Hat sea libre de intercambiar

puntos de vista, aportar ideas y resolver los problemas en conjunto sin jerarquías, género, nacionalidad o experiencia como barrera.

Actualmente, Red Hat cuenta con cerca de 100 mujeres que son parte de su equipo en la región NOLA.

Apropiación

La creación de comunidades, en las que los participantes encajan y colaboran entre sí, facilita la forma en la que se apropian las tecnologías con las que se trabajan en cualquier otra organización.

Para Martínez, “el aumento de la diversidad permite mejorar la forma en la que generamos innovaciones. En este sentido, las comunidades son eje fundamental del trabajo en la igualdad e inclusión no solo para quienes trabajamos en Red Hat, sino también para nuestros aliados como partners y clientes”.

Women’s Leadership, por ejemplo, es una red mundial que incluye a mujeres de todas las áreas de la firma. Sus miembros comparten ideas, participan en debates y asisten a eventos educativos y de liderazgo con los que fortalecen sus conocimientos en las áreas de trabajo y sus propósitos personales.

También, existe la comunidad Unidos, que se centra en la contratación de futuros representantes de Red Hat de raíces latinas e hispanas de todo el mundo. Este es un grupo que informa a los empleados sobre las diferentes culturas y promueve la diversidad en el sector tecnológico para fortalecer a las generaciones futuras.

Garantizando el acceso a estas herramientas será posible configurar escenarios inclusivos para todos y trabajar en entornos cada vez más diversos, que promueven la cultura abierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología