Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sistema Solar
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

El Hospital digital, respuesta a los nuevos retos de la salud

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

La aceleración de la transformación digital, a causa de la pandemia, facilitó la integración de tecnologías inteligentes y la generación de mayor competitividad en todas las industrias. El sector salud no ha sido la excepción. Es así como, en medio de su lucha contra el Coronavirus, se hace más visible la “Salud digital”, concepto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como: “la aplicación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) a la salud”.

La principal autoridad sanitaria a nivel global, se refiere particularmente: al internet de las cosas, la asistencia virtual, la supervisión a distancia, la inteligencia artificial, la analítica de macrodatos, las cadenas de bloques y los dispositivos electrónicos que se usan en el cuerpo; lo mismo que a las plataformas y herramientas que facilitan el intercambio y almacenamiento de datos, dentro del ecosistema de salud.

De acuerdo con su experiencia, estas tecnologías pueden mejorar los diagnósticos médicos, las decisiones terapéuticas con base en datos, las terapias digitales, los ensayos clínicos, el autocuidado y la atención centrada en las personas, como consta en el documento: “Proyecto de estrategia mundial sobre salud digital 2020-2025”.

En contexto se destaca la Arquitectura hospitalaria, o diseño estratégico de instalaciones y espacios para la salud. Y dentro de ella, el Hospital digital, edificio conectado a través de redes de cableado que potencia tecnologías como: telemedicina, Historia Clínica Electrónica (HCE), imágenes diagnósticas, inteligencia artificial, teleconferencia en vivo, robótica quirúrgica, experiencia del paciente, educación, seguridad y control.

Este último parte del concepto de Edificio digital. Es decir, de aquel en el que todos, o muchos de sus subsistemas, están conectados a la red IP, se comunican e intercambian información relevante. El Hospital digital es una de las construcciones con mayor tecnología desplegada. Desde los sistemas eléctricos, de telecomunicaciones y mecánicos, hasta los de seguridad y gestión, estas construcciones tienen requerimientos particulares, alineados con estándares internacionales que deben ser cumplidos para garantizar su continuidad y confiabilidad, afirma Guillermo Ortegón, Gerente de Cuentas para Colombia de Panduit.

Hospitales para la “Era de los datos”

Para el ejecutivo, “Esta infraestructura requiere, no sólo monitorearse, sino también controlarse local y remotamente, haciendo más fácil el trabajo de administradores y operadores. Además de la automatización, los hospitales digitales deben estar preparados para soportar las tendencias de la transformación digital. Esto, por cuanto estamos en una nueva “Era de los datos”, concepto centrado en la información, donde la infraestructura robusta no es una opción, sino un requisito”.

La transformación digital en edificios de salud ha demostrado que una infraestructura estándar ya no es suficiente. La conectividad robusta es un activo estratégico que le permite a los hospitales adoptar las tecnologías médicas de hoy y del futuro, con base en redes que soporten el tráfico concurrente de voz, video, imágenes y documentos en tiempo real, con alta calidad y velocidad.

Uno de los desafíos del Hospital digital es, precisamente, el procesamiento y consulta de imágenes diagnosticas; archivos de gran tamaño que deben estar disponibles desde el consultorio hasta la sala de cirugía. Para responder a esta necesidad es clave implementar una red de máxima velocidad, seleccionar arquitecturas de comunicaciones reconocidas y contar con almacenamiento y procesamiento cercano, explica Guillermo Ortegón.

Experiencia del paciente

Además de los servicios médicos, el entorno es fundamental en la experiencia y recuperación del paciente. Es así como la habitación, la estación de enfermería y el equipamiento médico, deben integrarse de manera perfecta y transparente.

A manera de ejemplo, la habitación debe contar con automatización de iluminación y cortinas, sistemas multimedia y servicio de Wi-Fi. Las redes inalámbricas, por su parte, deben soportar sensores que rastreen el movimiento del paciente, alertando al personal de enfermería cuando éste abandone la cama, deje la habitación o, eventualmente, sufra una caída.

Para abordar este tipo de proyectos, Panduit recomienda: cumplir con el estándar ANSI/TIA-1179-A (norma que define los requisitos en infraestructura de telecomunicaciones para instalaciones de atención médica); utilizar redes de datos Ethernet Categoría 6ª y verificar que la instalación sea realizada por una empresa certificada por el fabricante.

En este mismo sentido, la Organización Panamericana de la Salud hace énfasis en los “Ocho principios rectores de la transformación digital del sector salud”. En su concepto, es fundamental: asegurar la conectividad universal en el sector de la salud para 2030, acelerar hacia una salud digital inclusiva con énfasis en los más vulnerables, implementar sistemas de información y salud digital interoperables, abiertos y sostenibles, participar en la cooperación mundial sobre inteligencia artificial y otras tecnologías emergentes, lo mismo que diseñar la arquitectura de la salud pública en la era de la interdependencia digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología