Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sistema Solar
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

En 2021, en el total nacional la pobreza monetaria fue 39,3%

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Entre 2021 y 2020, 1,4 millones de personas salieron de condición de pobreza monetaria y 1,3 millones de personas salieron de condición de pobreza monetaria extrema, de acuerdo con el informe presentado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

En 2021, el 39,3% de los colombianos se encontraba en condición de pobreza monetaria, lo cual representa una disminución de 3,2 puntos porcentuales frente a 2020, cuando fue 42,5%.

La pobreza en las cabeceras municipales en 2021 fue 37,8%, registrándose una disminución de 4,6 puntos porcentuales con respecto a 2020, donde la incidencia de pobreza monetaria en ese dominio geográfico fue de 42,4%.

Adicionalmente, la pobreza monetaria en los centros poblados y zonas rurales dispersas fue 44,6%, lo cual muestra una disminución de 1,7 puntos porcentuales frente a 2020, cuando fue 42,9%.

Respecto a la comparación bienal, en 2021, la pobreza monetaria fue 3,6 puntos porcentuales mayor a la registrada en 2019, cuando fue 35,7%. Las variaciones fueron estadísticamente significativas en los tres dominios.

En 2021, en el total nacional, 19.621.330 personas se encontraban en situación de pobreza monetaria y en 2020 había 21.021.564 personas en esta situación. Lo anterior significa que 1.400.234 personas salieron de esta condición.

La ciudad con menor porcentaje de pobreza monetaria en 2021 fue Medellín A. M., con 27,6%, seguida de Cali A. M., con 29,3%. La ciudad con mayor incidencia de pobreza monetaria en 2021 fue Quibdó, con 64,8%, seguida de Riohacha, con 56,6%.

En 2021, la pobreza monetaria extrema fue 2,9 puntos porcentuales menor a la registrada en 2020, cuando fue 15,1%.

En 2021, el porcentaje de personas en situación de pobreza monetaria extrema, en el total nacional, fue 12,2%. En las cabeceras esta proporción fue 10,3% y en los centros poblados y rural disperso, 18,8%.

En 2021, la incidencia de la pobreza extrema en los centros poblados y rural disperso representaba 1,8 veces la incidencia en las cabeceras (18,8% frente a 10,3%). Las variaciones fueron estadísticamente significativas en el total nacional y cabeceras.

En 2021, en el total nacional, 6.110.881 personas se encontraban en situación de pobreza monetaria extrema y en 2020 había 7.470.265 personas en dicha situación. Lo anterior significa que 1.359.384 personas salieron a la pobreza monetaria extrema.

La ciudad con menor porcentaje de pobreza monetaria extrema en 2021 fue Ibagué, con 4,9%, seguida de Medellín A. M., con 5,1%. La ciudad con mayor incidencia de pobreza monetaria extrema en 2021 fue Quibdó, con 30,4%, seguida de Riohacha con 27,5%.

Pobreza monetaria departamental

En 2021, los departamentos que experimentaron mayor pobreza monetaria fueron La Guajira con 67,4% seguido de Chocó con 63,4%. Por su parte, Cundinamarca y Caldas con 22,8% y 28,4% respectivamente fueron los departamentos que presentaron menor incidencia.

La mayor variación entre 2020 y 2021 se presentó en el departamento de Huila con 11,9 puntos porcentuales pasando de 55,6% en 2020 a 43,7% en 2021.

En pobreza monetaria extrema, en 2021, los departamentos con mayores incidencias fueron La Guajira, con 40,4%, y Chocó, con 33,3%. Los departamentos de Risaralda, con 4,8%, y Caldas, con 5,0%, fueron los dominios que presentaron las menores incidencias.

Políticas públicas

“Los efectos negativos que ha tenido la pandemia a nivel social en el país son innegables y alarmantes, pese a la mejoría que se registró entre 2021 frente a 2020. En ese sentido, recuperar la senda de reducción de la pobreza monetaria que llevaba Colombia antes del 2020, de una manera sostenible, debe ser una prioridad para todos como sociedad y, por supuesto, para el nuevo gobierno”, señaló Bruce Mac Master, presidente de la ANDI, tras conocer los resultados del informe de Pobreza Monetaria del 2021, revelado por el Dane.

“Es necesaria la combinación de políticas públicas de superación de pobreza y equidad con la necesidad de mantener y crear más puestos de trabajo. Solamente un modelo que combine estas dos estrategias será sostenible en largo plazo y nos permitirá reducir en manera significativa este, que ha sido uno de los grandes pendientes de nuestra sociedad”, aseveró el dirigente gremial.

Y agregó que “No sobra desde el punto de vista técnico anotar el efecto directo que tiene el incremento del empleo sobre la reducción de la pobreza, evidenciado por la caída de 42% a 39,3% en la incidencia de pobreza monetaria entre 2020 y 2021. Esta debe ser una señal importante alrededor de cual tiene que ser el camino de corto y mediano plazo en Colombia”.

Así mismo, Mac Master dijo que es necesario evaluar lo que ha pasado en términos de pobreza extrema en los últimos años, es decir, de las personas que no pueden cubrir los gastos de su alimentación mínima al mes tasada en $166.099 para el promedio nacional. “Se pasó de 4,6 millones catalogadas con esta condición en 2019, a 7,4 millones en 2020 y 6,1 millones en 2021. Sin lugar a dudas, esta es una situación preocupante para la cual se deben adelantar acciones concretas”.

“El país ha mostrado signos positivos de recuperación en lo económico, gracias al trabajo conjunto que ha hecho el sector público y privado, y al apoyo dado a las empresas en momentos de especial vulnerabilidad como lo fue la época más estricta de confinamientos en el país. Ahora, hay que continuar trabajando por promover condiciones que permitan la creación de más puestos de trabajo formal, y la protección y defensa de los empleos existentes, para contribuir así a continuar cerrando las brechas de pobreza, considerando por supuesto que el trabajo es la mejor política social”, concluyó el presidente de la ANDI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología