Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Tendencias
Turismo
Uncategorized

“Es tiempo de volver a creer”

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Después de dos años de grandes desafíos para el país, Alpina quiere enviar un mensaje de esperanza a los colombianos.

Con una historia familiar e inspiradora en la que se demuestra que los mejores regalos nacen del corazón y que los sueños se pueden cumplir, la compañía les dice a los colombianos que “Es tiempo de volver a creer”.

Enmarcado en su compromiso de ser plástico neutro, Alpina hace un homenaje a los recicladores poniéndolos en el centro de su historia.

Alpina inició la temporada de navidad con un mensaje de esperanza y optimismo; reconociendo que en los últimos dos años, el país se ha enfrentado a muchas dificultades y retos. La empresa se enfoca en la esperanza, invitando a los colombianos a que vuelvan a creer. Para esto, compartió un video inspirador que pone a los recicladores en el centro de su historia.

La narrativa de la pieza audiovisual, contada a través de la animación, se desarrolla en una calle típica colombiana y tiene como protagonista a un reciclador, quien se propone a cumplirle el sueño a su nieta de vivir una navidad mágica construyendo, a partir de material reutilizado, una gran sorpresa. De esta manera, Alpina quiere resaltar que los mejores regalos nacen del corazón y que los sueños se pueden cumplir.

“Después de dos años de grandes desafíos, sentimos la necesidad y el compromiso de resaltar, a partir de una campaña mágica y emotiva, que entre todos podemos construir el país que nos soñamos. También, quisimos destacar la labor de los recicladores, cuyo trabajo en ocasiones pasa desapercibido aun cuando es indispensable para la sostenibilidad del país”, señaló Cristina de la Vega, directora ejecutiva de Alpina.

Adicionalmente, y para celebrar esta época junto a los recicladores y agradecerles por su trabajo diario, la compañía reunió a más de 45 recicladores y sus familias, en La Cabaña Alpina. El evento contó con la participación y acompañamiento de Compromiso Empresarial para el Reciclaje (CEMPRE), aliado estratégico de la compañía en el aprovechamiento de materiales. También estuvieron presentes la Alcaldía de Sopó y personalidades dedicadas a promover buenas prácticas ambientales y resaltar la labor de los recicladores, como la influenciadora Marce La Recicladora.

Es de recordar que uno de los grandes compromisos suscritos por Alpina en el lanzamiento de su nueva esencia a inicios de 2021, es llegar a ser plástico neutro a 2022. La compañía trabaja en fortalecer las cadenas de reciclaje del país de la mano de los recicladores, con iniciativas como el programa YoTeCuido de la Fundación Recicla Pués donde apoyaron a más de 4.000 recicladores durante la pandemia. Adicionalmente, desde hace 20 años, la mayoría de residuos post-industriales son gestionados directamente con pequeñas empresas familiares de recicladores quienes han logrado formalizarse, tecnificarse y crecer. Asimismo, con aliados estratégicos como Veolia, la empresa recolectará para el 2022 el equivalente al 100% del plástico que pone en el mercado.

En esta Navidad, Alpina se propone, con acciones y mensajes de optimismo, reiterar a los colombianos que “es tiempo de volver a creer” en la empatía, en la solidaridad, en la humildad y en el respeto y, sobre todo, en que juntos seguiremos construyendo un mundo delicioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología