Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Recursos Humanos
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Exposición “Un placer incierto”

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

El jueves 29 de septiembre llega al MAMBO “Un placer incierto: artes del tiempo en la Colección Pierre Huber”, una exposición que se enfoca en un aspecto específico de la prestigiosa colección del visionario, ex galerista y coleccionista Pierre Huber: sus obras de arte multimedia y del tiempo.

El título de la exposición, “Un placer incierto”, tomado de la obra homónima de Zhang Peili —pionero del videoarte en China— rinde homenaje a las perspectivas globales, culturales y geográficamente multifacéticas abordadas en la colección de Pierre Huber.

El término “artes del tiempo” [time-based media] describe obras que se desenvuelven temporalmente. Comprende películas, video, instalaciones de video en mono y multicanal, proyecciones de diapositivas, entornos multimedia, sonido, performance y arte digital.

Un placer incierto se divide en cuatro divisiones temáticas, una por cada nivel del MAMBO, resaltando algunos de los conceptos que se manifiestan transversalmente en la colección: cuestionamientos sociopolíticos, políticas de identidad, la representación y fragmentación del cuerpo, performatividad y performance, globalización y diáspora.

Abarcando cuatro décadas, Un placer incierto es un testimonio del desarrollo del video arte. Incluye artistas cruciales para la historia del medio, como Nam June Paik y Tony Oursler, o figuras fundacionales para el desarrollo del arte conceptual, como Robert Barry o On Kawara.

Algunas obras clave comprenden aquellas producidas entre la década de 1990 y los 2000 por artistas revolucionarios de norteamérica y Europa como Fischli & Weiss, Catherine Sullivan, Francesco Vezzoli, Rodney Graham, Paul Pfeiffer, Isaac Julien o Tino Sehgal; aunque también de Asia, Centroamérica y Sudamérica, África y Oceanía, como William Kentridge, Kimsooja, Shirin Neshat, Candice Breitz, Manon De Boer, Tracey Moffatt o Mariko Mori.

La exposición propone varias aproximaciones a experiencias con base en el tiempo, no sólo en términos de forma, contenido, o cruces con otros medios y disciplinas, sino también en términos de su presentación. Muchas obras se exhiben como instalaciones audiovisuales ambientales, que adoptan convenciones cinematográficas o incorporan proyecciones, audio sincronizado, o performance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología