Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
Lugares
lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
Reseña
RR.HH.
RSE
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Falso correo de la Registraduría usado para distribuir malware

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Con el objetivo de distribuir malware, en los últimos años se han observado varias campañas de phishing utilizando especialmente el nombre de entidades públicas para intentar convencer a las personas.

En esta oportunidad, el laboratorio de ESET Latinoamérica identificó que está circulando un falso comunicado que busca engañar a los usuarios.

Los cibercriminales se hacen pasar por la Registraduría Nacional de la República de Colombia solicitando a los ciudadanos que reactiven su cédula de identidad con la excusa de que fue reportada como robada. El correo del remitente es [email protected], lo que indica que el cibercriminal está empleando la técnica de suplantación de correo electrónico más conocida como email spoofing.

Los cibercriminales se valen de esta técnica porque es más difícil para las personas advertir que se trata de un correo falso y así aumentan las probabilidades de que caigan en la trampa.

El correo contiene un enlace que redirige a un documento en formato PDF que brinda las instrucciones para supuestamente reactivar la cédula. Este documento lleva el nombre “reactivar mi cedula.pdf” y contiene un enlace que lleva a la supuesta página oficial de la entidad. Sin embargo, es un sitio web fraudulento que guía a las personas a descargar un troyano de acceso remoto (RAT, por sus siglas en inglés) que debe ser descomprimido utilizando la contraseña “2022”.

“Debemos recordar que los RAT son peligrosos porque permiten a un atacante tomar el control total de un equipo infectado, muchas veces sin que el usuario tenga conocimiento de esto. Una vez que un cibercriminal tiene acceso remoto a un dispositivo puede realizar varias acciones maliciosas, que van desde robar información sensible como contraseñas almacenadas en el navegador, archivos u otros documentos, así como realizar capturas de pantalla, grabar audio, o manipular el sistema de la víctima”, explica Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

El malware que distribuye esta campaña de phishing es conocido como AsyncRAT, una herramienta de acceso remoto muy popular y utilizada por distintos actores maliciosos. De hecho el mes pasado, desde ESET se analizó la campaña de espionaje Operación Absoluta, que apuntaba a organismos gubernamentales y empresas de Colombia y también utilizaba AsyncRAT.

“Lamentablemente es cada vez más frecuente observar en América Latina campañas que utilizan lo que se conoce como commodity malware; es decir, malware que puede adquirirse fácilmente al estar disponible para su descarga o compra en foros clandestinos y que es utilizado por varios grupos criminales”, señala Gutiérrez.

Recomendaciones para evitar ser víctimas:

– Revisar la dirección desde la cual se envió el correo. Si bien algunas veces es evidente que es una dirección sospechosa, en otros casos, como en esta campaña que describimos, podría prestarse a la confusión ya que el dominio parece ser legítimo.

– Revisar el contenido del mensaje. Por ejemplo, faltas de ortografía o cualquier otra inconsistencia que llame la atención. Si bien los atacantes han mejorado mucho este aspecto, es una herramienta más para detectar estos correos.

– No descargar archivos adjuntos de correos que llegan de manera inesperada o si se tienen dudas de la legitimidad del mismo.

– Revisar las extensiones de los archivos antes de descargar y abrir. Por ejemplo, si un archivo termina con “.pdf.exe” la última extensión es la que determina el tipo de archivo, en este caso seria “.exe” un ejecutable.

– Si un correo incluye un enlace y algo genera sospechas, evitar hacer clic.

– Ser prudentes al descargar y extraer archivos comprimidos .zip/.bz2 de fuentes no confiables, ya que suelen ser utilizados para ocultar códigos maliciosos y evadir ciertos mecanismos de seguridad.

– Tener los equipos y aplicaciones actualizados a la versión más reciente.

– Utilizar una solución de seguridad confiable en cada uno de los dispositivos, ya que una solución antivirus puede detectar a tiempo estos correos y bloquearlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología