Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
Lugares
lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
Reseña
RR.HH.
RSE
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Fedesoft invita a pensar la reactivación económica desde el sector TI

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

El pasado 18 de junio, el gobierno nacional logró que, en primer debate de la Cámara de Representantes, su segunda propuesta de reforma laboral fuera aprobada. Aunque aún le faltan tres debates para que pueda convertirse en Ley, esta victoria del Gobierno reaviva preocupaciones de algunos sectores productivos del país, entre ellos, el sector de la tecnología.

Y es que, si bien la reforma laboral busca garantizar y proteger los derechos de los trabajadores, deja de lado problemas estructurales de la dinámica macroeconómica del país, como el desempleo y la informalidad, que en 2023 alcanzaron el 10,2 % y el 56,4 %, respectivamente; y propone una suerte de disposiciones que desconocen los intereses y necesidades del sector empresarial, un motor de crecimiento y oportunidades para todos los colombianos.

Además, su aprobación en primer debate se dio en un momento difícil para la economía colombiana, como consecuencia de la desaceleración registrada en 2023, cuando el PIB nacional creció solo un 0,6 %, y de las proyecciones de una lenta recuperación durante 2024, como la del Fondo Monetario Internacional, que estima un crecimiento del 1,1 %.

Por lo anterior, y en respuesta a su compromiso con los trabajadores colombianos y con la defensa de sus derechos y garantías laborales, la Federación Colombiana de la Industria de Software y Tecnologías Informáticas Relacionadas – Fedesoft considera que la reforma laboral, tal como está planteada y teniendo en cuenta la coyuntura económica por la que atraviesa el país, no es pertinente, dadas las demandas laborales de los colombianos, y podría profundizar el desempleo, la informalidad y, por lo tanto, la desaceleración.

En este sentido, y como una solución alternativa, la Federación invita a focalizar los esfuerzos en el fortalecimiento del sector empresarial, mediante la articulación de los sectores público y privado en el diseño e implementación de estrategias de corto plazo para la reactivación económica del país. Un propósito en el cual resulta clave el sector de la tecnología, que debe pensarse como un dinamizador de la economía, capaz de aportar formalidad, más y mejores empleos, buenos salarios y movilidad social, y de jalonar a otros sectores económicos, incentivando su productividad a través de la implementación de tecnología. Fedesoft propone, entonces, tres vías para la reactivación de la economía colombiana, desde las potencialidades del ecosistema de software y tecnología que se ha ido consolidando con fuerza en el país.

La primera es entender que este es un sector generador de empleo estable y de calidad. De acuerdo con la Encuesta de Salarios y Profesionales del sector de Software y TI en Colombia, desarrollada por Cenisoft, el Centro de Investigación de Fedesoft, y con el apoyo de Visión Tecnológica, en 2023, 163 empresas del gremio tenían la necesidad de cubrir, de forma inmediata, 870 vacantes para perfiles especializados software y TI. Además, este mismo estudio reveló que, en promedio, el 95,25 % del total de empleados de las empresas encuestadas, contaban con un contrato a término indefinido.

Pero, para que la empleabilidad del sector siga creciendo y generando un impacto social y económico, es fundamental, por una parte, fortalecer la educación digital en el país, de forma que la oferta de talentos TI disponibles sea capaz de satisfacer la demanda de las empresas; y, por otra, garantizar esfuerzos que le apunten a seguir mejorando la competitividad del sector dentro del mercado internacional de soluciones tecnológicas, lo que evitaría posibles fugas de talentos a países extranjeros.

Una segunda vía, es reconocer a la tecnología como un catalizador de la productividad. De acuerdo con mediciones de la OCDE, de 40 países que la integran, Colombia es el menos productivo; por cada hora, un colombiano aporta alrededor de US$20 al PIB, mientras que el promedio de la Organización está en US$67,5.

En este sentido, Ximena Duque, presidente ejecutiva de Fedesoft sugiere que es clave dejar de pensar la tecnología como una amenaza y mejor incorporar en los procesos productivos como propulsora de oportunidades. Esto facilita avanzar en apuestas como la Política Nacional de Reindustrialización, liderada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que busca transitar hacia una economía del conocimiento y más productiva.

Asumir la tecnología como un aliado estratégico permitiría, no solo diversificar la oferta y sofisticarla al generar un valor agregado a los productos y servicios que hoy se producen en el país, sino incentivar la implementación de desarrollos, como la Inteligencia Artificial y el Internet de las cosas (IoT), para acceder a información y conocimiento que se transforme en innovación, inversión, internacionalización y progreso.

Finalmente, y muy en línea con la capacidad que tiene el país de ser más productivo y competitivo, se propone reactivar la economía a través de un estímulo a las exportaciones no tradicionales, como las soluciones tecnológicas que están llegando con fuerza a mercados internacionales. Según datos de Cenisoft, en 2023, las exportaciones de servicios informáticos crecieron un 12%, con respecto a 2022, y lograron representar el 9% del total de las exportaciones de servicios del país, lo que significó ventas por más de US$1.000 millones, principalmente, en mercados como Estados Unidos, México, Ecuador, Perú y Chile.

Desde Fedesoft se ha venido abonando el camino de la reactivación económica, mediante iniciativas desarrolladas de la mano con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Colombia Productiva, como ‘SoftWhere’, una plataforma que busca la transformación digital de los procesos productivos de las empresas y que conecta a aquellas que requieren soluciones tecnológicas con las que las ofrecen.

Además, a través de sus programas y su sello de trabajo “Colombia Origen de Software”, la Federación ha logrado que sus empresas afiliadas lleguen con sus soluciones tecnológicas a nuevos mercados y que lo hagan con una oferta realmente competitiva. Al respecto, Duque sostiene que “la tecnología es una industria que, en buena parte, nace siendo internacional y que, por lo tanto, fácilmente se internacionaliza”. De ahí la importancia de seguirle apostando a la conquista de nuevos mercados internacionales.

Sin embargo, este propósito de reactivar la economía aún requiere de una mayor articulación entre los diferentes sectores económicos y los gobiernos, para que aunando esfuerzos sea posible diseñar y poner en marcha estrategias y soluciones de política pública que permitan sacar el mejor provecho de las potencialidades del sector TI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología