Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
RR.HH.
RSE
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Homenaje a la poeta manizaleña Maruja Vieira

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

El Banco de la República se une a la despedida de la poeta manizaleña Maruja Vieira, quien falleció el 28 de octubre 2023 debido a complicaciones de salud.

Maruja Vieira (1922 – 202) fue como muchos lo han dicho “la mamá grande de la poesía colombiana”, una de las pocas mujeres que logró abrirse paso en el mundo literario y profesional de su tiempo, participó como una de las escasas contertulias femeninas de cafés como El Automático de Bogotá, fue una defensora de los derechos de las mujeres y una de las primeras en ocupar cargos ejecutivos en el país.

El pasado 27 de septiembre, Maruja fue la protagonista del ciclo Mujeres escritoras centenarias del Gran Caldas que adelanta el Centro Cultural de Manizales, donde las investigadoras Mary Luz Montoya Sáenz y Adriana Villegas Botero recordaron y reflexionaron sobre la vida y obra de la poeta manizaleña. Para preparar esta sesión, las niñas del Colegio Perpetuo Socorro de la ciudad de Manizales, trabajaron alrededor de la obra de Maruja y le enviaron unas preguntas.

María Vieira White nació en Manizales en 1922, trabajó con Alejo Carpentier, Pablo Neruda y Arturo Uslar Pietri; fue Secretaria General del PEN Club, jefe de comunicaciones del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y del Instituto Colombiano de Cultura (actual Ministerio de Cultura); siendo columnista de los principales medios del país, también dirigió los programas de Radio Mundo Cultural, fundó el Círculo de Periodistas de Bogotá y se destacó como miembro de la Academia Colombiana de la Lengua y correspondiente de la Real Academia Española. Sus aportes hoy son indiscutibles.

Paralelamente a su labor pública, Maruja Vieira desarrolló otra pasión: la poesía. La publicación de sus primeros versos en 1946, en el suplemento literario de El Tiempo, fue el inicio de una carrera literaria que la llevaría a ser incluida en varias antologías latinoamericanas, traducida a diversos idiomas (inglés, francés, alemán, griego, húngaro, italiano, ruso y gallego) y a contar con antologías propias que reconocen su labor.

Mientras iniciaba su trayectoria como poeta, también formó parte de movimientos literarios como el de Los Cuadernícolas y de círculos periodísticos.

Publicó su primer libro en 1947, Campanario de Lluvia, al que le siguieron: Los poemas de enero; Poesía; Palabras de la ausencia; Clave Mínima; Mis propias palabras; Tiempo de Vivir; Sombra del amor; Todo lo que era mío; Los nombres de la ausencia; Todo el amor; Ciudad remanso, Popayán; y próximamente Una ventana al atardecer. Además de poeta y periodista, Vieira también fue ensayista y catedrática.

María Vieira, “Maruja” como la bautizó un día el poeta Pablo Neruda y como ella decidió llamarse en adelante, fue reconocida en Colombia con la Gran Orden de la Cultura del Ministerio de Cultura, con la Medalla Simón Bolívar del Ministerio de Educación Nacional y, en dos ocasiones, con la Medalla Honor al Mérito Artístico del Distrito Capital.

También recibió la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral de Chile en grado máximo, de manos del presidente Ricardo Lagos.

El departamento de Caldas la condecoró con la Orden Alejandro Gutiérrez y la Alcaldía con el Escudo de Manizales, en el grado de Comendador.

Por su trayectoria literaria y su tarea como docente y gestora en el Distrito Capital, el Concejo de Bogotá le otorgó la Orden Civil al Mérito José Acevedo y Gómez, en el grado Cruz de Oro. Y en septiembre de 2023 recibió la Orden Nacional al Mérito “Gran Cruz” por parte del Gobierno Nacional de Colombia.

Maruja y la poesía

En su obra poética uno de los temas más recurrentes es la nostalgia. Ejemplo de ello son muchos de los poemas que los usuarios de la biblioteca virtual pueden consultar y disfrutar de manera gratuita.

Sueño de mar, poema juvenil incluido en su primera publicación, Campanario de lluvia (1947), ¡Viva la música!, poema del libro Tiempo de vivir (1992) e incluso en sus elegías, la presencia de quien fallece se transforma para hacerse perenne.

En 1956, en Ciudad remanso, Popayán, libro dedicado a su amada Ciudad Blanca, Maruja Vieira se describió a sí misma con las palabras que el poeta Helcías Martán Góngora le dedicó años atrás: “yo soy gota de agua del nostálgico pozo”.

En obras más recientes como Sombra del amor publicada en 1998, si bien el tema predominante es el amor, este es observado por la poeta desde distintas dimensiones volviendo a la nostalgia, el olvido, el viaje, el exilio y el diálogo con una segunda persona evocada.

Maruja Vieira, una gota infinita. En su vida profesional, luchó para que ningún límite de acceso a la cultura o la información existiera para nadie. En su vida literaria, rompió las fronteras del pasado, el presente y el olvido. Sus luchas, en ambos lados, fueron amplias, profundas y constantes. Gracias a ellas construyó un decisivo legado que hoy está disponible en los Fondos abiertos de autores colombianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología