Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sistema Solar
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

 Jugar para donar por la educación de Colombia

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

El sector educativo en Colombia ha sido uno de los más afectados por la pandemia, en donde se evidencian altos casos de deserción escolar en los últimos dos años, disminución de la planta de profesores, dificultades en acceso a la educación, entre otras problemáticas.

A esto, se suma que el presupuesto de la nación para el 2022 ocupa el 14.1% del presupuesto total del país, respecto a años anteriores en donde se alcanzó el 16.5% y en donde la mayor preocupación para los expertos es que de ese presupuesto, el 89% corresponde a gastos de funcionamiento y solo el 11% para gastos de inversión, que se refiere a calidad, aumentar el acceso, programas de formación docente, entre muchos otros frentes.

Atendiendo a esta problemática y con la convicción de aportarle a los niños, niñas y adolescentes de Colombia un acceso a educación de calidad, Pony Malta promueve su iniciativa ‘Escuela Free Fire’, en la que reconocidos gamers del país se unieron para impulsar donaciones simbólicas dentro del videojuego, que la marca de bebidas del portafolio de Bavaria transformará en dinero real.

“Encontramos la oportunidad de aportar a una de las escuelas más necesitadas de la capital de Colombia por medio de esta iniciativa que permite que los jóvenes gamers se pongan en los zapatos de otros, pues existirá una similitud entre los gráficos de Free Fire y el mundo real. Los jugadores se encontrarán con edificios que se asemejan a la Escuela Francisco José de Caldas, la institución a la que donaremos las ganancias de esta jornada, y con la que esperamos que solo sea el inicio para aportar al bienestar educativo de los niños, niñas y adolescentes en toda Colombia”, indicó Juan Alonso Torres, director de Pony Malta.

Pony Malta reconoce que los videojuegos, además de conectar de una manera divertida a jóvenes alrededor del mundo durante horas, también pueden ser utilizados como una herramienta para contribuir a la educación, y en este escenario, la marca junto a Free Fire, se aliaron para convertir esas horas de juego en donaciones, con la ayuda de streamers latinoamericanos en esta semana.

Para ello, Pony Malta reunió a un grupo de gamers de Garena (desarrolladores de Free Fire), que transmitirán ocho horas continuas en Battle Royale en sus respectivos canales, haciendo una maratón del juego, dándole la oportunidad a la audiencia de jugar en tiempo real con sus gamers favoritos.

Durante el juego, el streamer reta a sus seguidores a recolectar oro del videojuego y donarlo a su personaje virtual, para que posteriormente, al final de cada partida el oro pueda ser convertido en dinero real por parte de Pony Malta.

Con el dinero recolectado dentro del reconocido videojuego, Pony Malta busca dotar aulas escolares en instituciones educativas de zonas vulnerables del país, para garantizar educación digna y de calidad.

“Con esta alianza, queremos ayudar a mejorar las condiciones en que miles de niños estudian. Demostrando que los videojuegos pueden ser constructivos y que una misión digital, puede impactar el mundo físico de manera positiva, además es la oportunidad de demostraste a las personas que estando de tras de las pantallas, también podemos hacer aportes a nuestra sociedad”, afirmó Siendo Kam, gamer vinculado a la iniciativa.

De esta manera, el reconocido videojuego, posicionado dentro del top 10 de los juegos más transmitidos en Latinoamérica durante 2021, es el epicentro en la que gamers colombianos incentivarán a su audiencia a donar oro del videojuego, y así apoyar a la educación en Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología