Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Filtra por categorías
Actualidad
Adquisición
Aerolíneas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Alianzas
Arte
Audífonos con Tinta
Canales
Casos de éxito
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Eventos
Eventos
Eventos
Exhibición
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Inversiones
Literatura
lugares
Lugares
Medio Ambiente
Movilidad
Música
Negocios
Planes
Planes
Planes
Productos
Pymes
Reconocimiento
Recursos Humanos
Recursos Humanos
Reseña
RR.HH.
RSE
RSE
RSE
Seguridad
Seguridad
Servicio
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Sociales
Software
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Televisión
Tendencias
Tendencias
Tendencias
Turismo
Uncategorized

Los cinco fraudes más comunes durante las vacaciones

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Con ocasión de la temporada vacacional, ClearSale expone los cinco los fraudes más comunes que se presentan en Colombia durante este periodo en la industria turística.

Es importante que tanto los negocios en línea como los viajeros conozcan y tomen las medidas de prevención necesarias, especialmente considerando que se avecinan las promociones del Travel Sale https://www.travelsale.com.co.

1. Agencia de viajes fantasma

Transcurre rápidamente el mes de junio y estás pensando en qué hacer estas vacaciones… De repente, en redes sociales, te hacen una oferta irresistible para viajar a Cartagena por unos cuantos miles de pesos. Llamas a la empresa, te arman tu paquete, te hacen la reservación y te piden depositar en efectivo en una cuenta bancaria o transferir a una cuenta relacionada con una tienda de conveniencia.

Llega el día del viaje, llegas al aeropuerto y ¿qué crees? Tu reservación no existe en el sistema. Es falso, fuiste una víctima más de las agencias de viajes fantasma. Llamas a la “agencia” para reclamar y, obviamente, nadie contesta.

A pesar de que este fraude se lleva a cabo desde hace muchos años, muchas personas se dejan seducir por las supuestas gangas. Sigue siendo el fraude más común, ya que no requiere una alta sofisticación o inversión para ser llevado a cabo. Aquí, el gran perdedor es el consumidor, que rara vez recupera el monto depositado. En menor medida, pierden también las marcas clonadas, porque esto afecta su reputación.

2. Phishing turístico

Encuentras una oferta increíble para viajar a Europa. Aunque nunca habías escuchado el nombre de la agencia de viajes que vende el paquete, el sitio web tiene un diseño muy atractivo, por lo que sigues adelante con tu proceso de compra y pagas con una tarjeta de crédito.

Recibes un correo electrónico que te informa que tu pago se ha realizado con éxito, por lo que das por concluido el proceso y sigues con tu vida. Se acerca el día del viaje y tienes algunas dudas. Buscas entrar al sitio web de tu agencia turística… ¿y qué crees? No aparece por ningún lado. Posteriormente revisas tu estado de cuenta y encuentras una serie de compras en tiendas y comercios electrónicos que no reconoces.

Desafortunadamente, has sido víctima de phishing turístico. No todo está perdido: llamas a tu banco y/o emisor del pago e inicia una investigación. Tienes ciertas probabilidades de recuperar tu dinero, pero tu supuesto viaje no existe y tienes que hacer reservaciones y pagos de nuevo.

3. “Corre y Vuela”

Un estafador llega al aeropuerto con datos de tarjetas de crédito u otros métodos de pago digitales robados. En ese momento, compra un boleto de avión desde su móvil al destino deseado y posteriormente aborda el vuelo con una identificación falsa.

Normalmente, la persona legítima dueña del método de pago tarda mucho tiempo en detectar el cargo fraudulento y reportarlo a su banco. En la mayoría de los casos, el dueño recupera el monto defraudado, aunque suelen pasar hasta tres meses en la investigación y el reembolso.

Sin embargo, en este tipo de fraudes, el dueño auténtico no es el más afectado. La aerolínea es la que paga las consecuencias, ya que recibe un contracargo bancario.

4. Fraude en el Cielo

Este tipo de fraude es cada vez menos común en aerolíneas colombianas, aunque aún puede llegar a suceder en aerolíneas extranjeras.

Durante los vuelos internacionales, las líneas aéreas ofrecen productos a buenos precios en las famosas tiendas duty-free. Son productos auténticos y las aerolíneas pueden ofrecer estos buenos precios gracias a que no pagan el impuesto al valor agregado, por estar “en el aire”. ¿Dónde está el fraude? Los defraudadores aprovechan que los procesadores de pago no siempre tienen conectividad con la banca terrestre durante el vuelo para realizar compras con tarjetas falsas. Como en varios casos anteriores, quien termina pagando los platos rotos es la aerolínea, al perder el producto.

5. Robo de puntos de lealtad

Un hacker vence los sistemas de seguridad de una aerolínea y roba una base de datos de cuentas de lealtad o puntos. Posteriormente, la ofrece en venta en la dark web. Un estafador ve la publicidad y le parece interesante “el negocio”, por lo que las compra.

Mediante un software, intenta ingresar a las cuentas con contraseñas más débiles. Una vez que logra hackear algunas cuentas, usa esos puntos y los canjea por un viaje a Orlando, gratis. Lo único que tiene que hacer es conseguir una credencial falsa.

El robo de puntos de programas de lealtad es cada vez más frecuente, aprovechando que la gente no consulta sus estados de cuenta con regularidad. Incluso muchos no saben cuántos puntos tienen. Esto perjudica al dueño auténtico de la cuenta, ya que sus puntos desaparecen. Pero al final del día, la aerolínea o la cadena de hoteles es la que realmente pierde, ya que una vez que el cliente se dé cuenta y haga la reclamación, la empresa tendrá que reponer esos puntos.

Alto valor y márgenes discretos de operación

A diferencia del comercio electrónico de productos físicos, donde la mayoría de las transacciones son menores a $500.000 pesos colombianos, en el sector turístico, las operaciones de compra de boletos y/o reservaciones en aerolíneas, transporte terrestre, hoteles, paquetes y otros servicios complementarios, involucran sumas de dinero mucho mayores. Esto significa que hay una gran cantidad de dinero en juego.

Los diferentes participantes, ya sean agencias de viaje en línea, sitios web, marketplaces turísticos, aerolíneas o cadenas de hoteles, están integrados en complejos esquemas comerciales donde todos buscan obtener márgenes discretos.

“Debido al alto valor de las transacciones y al discreto margen de utilidad para los distintos proveedores de servicios, UN SOLO FRAUDE puede ser muy destructivo, ya que podrían perder las utilidades de hasta 30 ventas”, explicó Víctor Islas, director de Customer Operations LATAM de ClearSale.

Cómo proteger la industria turística de los fraudes

Dado el gran número de transacciones turísticas en línea que se realizan en Colombia cada día, resulta imposible para las empresas de la industria revisar cada operación de forma manual. Por lo tanto, es crucial que se apoyen en terceros especializados en la materia o en la implementación de tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA).

“En nuestro caso, contamos con más de 20 años de experiencia estudiando y combatiendo fraudes en América Latina, desarrollando herramientas para prevenirlos. Nuestras herramientas actuales son de segunda generación y están impulsadas por Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático, lo que nos convierte en un gran aliado para proteger a la industria turística de estos fraudes que impactan directamente en las utilidades”, concluyó Víctor Islas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más tinta y tecnología