Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

Los retos de la ciberseguridad para la fuerza de trabajo en cualquier lugar

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

La tendencia a trabajar desde la casa ha dado un vuelco interesante y al mismo tiempo desafiante. Según la Federación de Gestión Humana ACRIP, 76,4% de las organizaciones en Colombia considera mantener como política organizacional el sistema de trabajo remoto, una vez superada la pandemia[1].

Por: Claudia Reyes, gerente de Canales de experiencia de usuario final, Latinoamérica, VMware.

Según cifras del Ministerio del Trabajo, en Colombia, en la actualidad, cerca de cuatro millones de personas teletrabajan[2], por lo que se estima que el regreso a los puestos físicos no será algo definitivo, ni inmediato.

Por ejemplo, la mitad de los líderes de las compañías anticipan un aumento en el número de empleados que trabajarán de forma remota permanentemente en los próximos dos años[3], e incluso, se podría pensar que muchos de estos teletrabajadores terminarán bajo un modelo híbrido de trabajo, una mezcla que trae lo mejor de los dos mundos: flexibilidad en el horario, semipresencialidad y productividad.

Las organizaciones han ido redescubriendo todas y cada una de las ventajas y desventajas de esta “nueva normalidad” que parece estarse acercando si -como todos esperamos- la pandemia llega a su fin. Sin embargo, los retos que propone en términos de ciberseguridad y experiencia del empleado son objeto de debate.

Según los resultados del cuarto reporte Global Security Insights liderado por VMware, cerca del 80% de las organizaciones encuestadas experimentaron ciberataques debido a un mayor número de empleados remotos, lo que resalta las vulnerabilidades en las posturas y la tecnología de seguridad tradicional.

Urge la necesidad de que las organizaciones vayan más allá de la seguridad de los endpoints y la redirijan hasta las cargas de trabajo para proteger mejor los datos y las aplicaciones. Seguimos utilizando los mismos sistemas de protección de siempre en un mundo cambiante, y ante la sofisticación masiva de los ciberataques, se debe capacitar a la fuerza de trabajo remota y al personal de seguridad para detectar y detener los ataques.

Otro de los aspectos esenciales de la ciberseguridad en ambientes remotos de trabajo es la nube. Al mismo tiempo que las compañías buscan acelerar su transformación digital con estas soluciones, se ha ampliado la posibilidad de sufrir más ataques. De hecho, fueron el tipo de ataque más frecuente durante el año pasado, mientras que las principales causas de las vulnerabilidades fueron las aplicaciones de terceros (14%) y el ransomware (14%).[4] Resulta imperativo, entonces, la implementación de políticas de seguridad creadas para un mundo en el que la nube es primordial.

De hecho, VMware recientemente anunció su estrategia Anywhere Workspace, que parte de la tendencia que trae la nueva normalidad y empuja a las organizaciones a no depender de la ubicación física de sus empleados, sino por el contrario ser más competitivos al estar donde el mercado lo demande. La sinergia de soluciones de seguridad y optimización de la fuerza de trabajo remota, las nubes y redes involucradas, sumado a la automatización del espacio de trabajo digital, traen la garantía necesaria para una competitividad sin riesgos.

El futuro del trabajo desde cualquier lugar aún se está escribiendo; su evolución apunta hacia una priorización de la experiencia del empleado, pues el teletrabajador no quiere volver a la oficina, pero tampoco quiere seguir encerrado, y la ciberseguridad es una parte fundamental que enlaza estas dos posturas.

Los empleados no deben ser considerados como el eslabón más débil de la cadena ante un ataque cibernético, por el contrario, un equipo empoderado, con soluciones que vayan desde la protección del correo electrónico hasta la nube, con capacitación constante, sensibilización y políticas claras sobre el uso de todos los elementos que componen la oficina en cualquier lugar, ayudará a mitigar el riesgo de un ataque, al mismo tiempo que incentivará la productividad. Ante este nuevo panorama, vale la pena preguntarnos: ¿Estamos dispuestos a aceptar el cambio y asumir los retos que nos impone? La respuesta está en la cultura organizacional y en la transformación digital cimentada en seguridad, herramientas de trabajo móvil, automatización y fantásticas experiencias, como las que permite una estrategia Anywhere Workspace, para esta nueva fuerza laboral flexible y digital.


[1] https://www.acripnacional.org

[2] https://www.mintrabajo.gov.co/web/guest/prensa/comunicados/2020/julio/el-proximo-20-de-julio-mintrabajo-radicara-proyecto-de-ley-que-busca-regular-el-trabajo-en-casa?inheritRedirect=true

[3] https://www.portafolio.co/economia/empleo/trabajo-remoto-tendencia-home-office-promete-crecer-aun-mas-en-2021-547887

[4] VMware Global Security Insights: https://www.carbonblack.com/resources/global-security-insights-report-2021-intelligence-from-the-global-cybersecurity-landscape/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología