Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sistema Solar
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

Mantos-Montes en el Museo Santa Clara

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

Se inauguró la exposición temporal Mantos- Montes, de la artista colombiana Luz Helena Caballero, una serie de instalaciones, trajes, dibujos y pinturas con los cuales la artista busca hacer visible la coincidencia formal y simbólica entre dos divinidades femeninas asociadas a la protección: la Montaña y la Virgen María.

En lo concerniente a la imaginería mariana, la artista acude a ciertas representaciones que suelen conocerse, precisamente, como vírgenes montaña o vírgenes triangulares, dado a los indumentos anchos y acampanados que lleva María en estas iconografías.

Como es habitual en estas muestras temporales, en Mantos-Montes se entablará un diálogo entre varias piezas de pintura y escultura de los museos Colonial y Santa Clara y las obras de la artista invitada. Así, en esta ocasión, los asistentes tendrán un testimonio visual de la condición híbrida de muchas de estas imágenes sagradas, resultante del sincretismo entre los modos en que las culturas prehispánicas, por una parte, y la tradición hispana, por otra, concebían y representaban a estas entidades femeninas. La mezcla habría sido posibilitada por el hecho de que en ambos casos se atribuía un carácter sagrado a la figura femenina representada: la Montaña o la Virgen.

Con esta exposición, el público también podrá conocer acerca del prototipo dictado desde la Iglesia para controlar el contenido de las imágenes religiosas y sobre cómo este se tradujo paulatinamente en un prototipo moral.

En el periodo colonial, dicho modelo de conducta definió el comportamiento correcto de las mujeres, inspirado en virtudes marianas tales como el silencio, la obediencia, la quietud y la pobreza.

Según Caballero, la idea de Mantos-Montes es invitar a la gente a que “piense sobre la fuerza de la devoción mariana y la idolatría a las montañas como una adoración a lo femenino. Y hacer la pregunta de cómo se une esa idea de lo femenino como sagrado, esta idea de mujer/madre/vientre, asociado a lo inmaculado y a la tierra, con la situación vulnerable tanto de las mujeres como de la tierra en Latinoamérica hoy”.

En Mantos-Montes confluyen, pues, varios temas:

1) La idea de la montaña como forma sagrada y su concepción como una vía para tocar el cielo;

2) La idea de superponer la Virgen a la figura de la montaña, acudiendo para ello a las vírgenes triangulares;

3) El uso de indumentaria postiza, en particular, del manto, que, a la vez que da a estas imágenes marianas su característica forma triangular, funciona como símbolo de protección

4) La articulación de la imagen de la celda, metáfora del encierro, estado que tiempo atrás se consideró adecuado para las mujeres.

Al ser la ex iglesia de un antiguo convento de clausura, el Museo Santa Clara es un escenario ideal para exponer la propuesta de Caballero: sin duda, la reflexión a la que esta artista nos invita con su obra se da en continuidad con la historia y el programa visual de este recinto museal.

Mantos-Montes estará acompañada de una serie de actividades de la agenda educativa y cultural del Museo, entre ellas charlas y talleres que complementarán la exposición a fin de generar mayor interacción con el público.

La muestra estará abierta desde el 7 de abril hasta el 28 de mayo y podrá visitarse en los horarios habituales del Museo (martes a domingo, de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología