Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Filtra por categorías
Alianzas
Audífonos con Tinta
Ciberseguridad
Cine
Cine y TV
Columna
Columna de opinión
Columna de opinión
Conectividad
Cultura
Danza
Economía
Económicas
Emprendimiento
Emprendimiento
Emprendimiento
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Estilo de Vida
Eventos
Exposiciones
Festival
Festivales
Gamer
Gastronomía
Gastronomía
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Gobierno
Hoteles
Infraestructura
Innovación
Innovación
Innovación
Literatura
Lugares
Medio Ambiente
Música
Negocios
Planes
Planes
Productos
Pymes
Seguridad
Seguridad
Servicios
Servicios
Sistema Solar
Sociales
Sociales
Sociales
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Sostenibilidad
Teatro
Tecnología
Telecomunicaciones
Turismo
Uncategorized

U. Jorge Tadeo Lozano regala obra de arte cromática a Bogotá

Síguenos en Google News

Conviértenos en tu fuente de información en Google News.

La Universidad Jorge Tadeo Lozano reitera la importancia del arte en los procesos de formación e inaugura una obra en el centro histórico de Bogotá.

Por: Sergio A. Peña

Concebida especialmente para los espacios públicos de la Universidad, el pasado 31 de marzo fue inaugurada la obra Anillo de Inducción Cromática (2012) de Carlos Cruz-Diez, en la plazoleta principal de acceso y punto de encuentro de estudiantes y transeúntes del Campus.

Esta obra se integra al entorno patrimonial del centro histórico de Bogotá y busca arraigar el espíritu de cohesión de la institución con el paisaje urbano de la capital. “Las obras de arte en el paisaje urbano adquieren un valor emocional y afectivo, contribuyendo a afianzar el sentido de referencia, pertenencia y orgullo del ciudadano en relación con el entorno patrimonial de su hábitat, comunidad, pueblo, ciudad o región”, afirmó Cruz-Diez, al inicio de este proyecto.

Anillo de Inducción Cromática es una obra circular integrada a nivel de la superficie, de 20 metros de diámetro y tres metros de ancho. En ella, distintas gamas cromáticas aparecen y desaparecen continuamente, dependiendo de la dirección e intensidad de la fuente luminosa, así como de la trayectoria, ángulo y distancia de las personas al recorrer la plaza.

Los colores que van surgiendo del piso son virtuales, sin embargo, son tan reales como los pigmentos aplicados en las 408.000 piezas de cerámica especialmente elaboradas en la fábrica francesa Emaux de Briare, que desde 1970 ha aportado su experiencia al Atelier Cruz-Diez para los proyectos monumentales del artista, debido a la calidad y resistencia de sus productos.

Para Carlos Sánchez Gaitán, rector de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, “Este proyecto se logró con el esfuerzo institucional de los directivos de la Universidad y el apoyo de diversas personas comprometidas con la idea. Finalmente, luego de haber realizado las gestiones necesarias que permitieron culminar esta importante obra para el goce y beneficio de la comunidad, este sueño es ya una realidad”.

Carlos Cruz-Diez Jr., director del Atelier Cruz-Diez Paris, al referirse a la obra, expresa que el concepto de Induction Chromatique fue creado por el artista en 1963. La mezcla óptica integrada por dos o más colores genera nuevas gamas que no existen en la superficie y que se hacen visibles al espectador, apareciendo y desapareciendo continuamente, se trata del color brotando del plano al espacio.

Es un escenario donde los usuarios de la plaza al interactuar con la obra se convierten en coautores de ésta, percibiendo el color como un acontecimiento, una realidad autónoma y evolutiva que invade el contorno de la obra. Como expresara mi padre: “Las obras de arte en los espacios públicos o en las edificaciones despiertan las percepciones dormidas del que las observa, sacándolo de su rutina y estimulando su imaginación a otras lecturas de la realidad, del tiempo y del espacio”.

“Para la universidad la entrega de esta obra es bastante significativa porque quiere brindarle, tanto al campus como a la ciudad, un espacio renovado que invita a la reflexión y conocimiento del arte acorde con los planteamientos del maestro Cruz-Diez. Adicionalmente, la institución entiende la importancia del arte como parte fundamental en los procesos de formación de la comunidad y, por ello, ha puesto un interés especial para que esta obra sea el eje central de los espacios que rodean a la universidad”, concluyó Felipe César Londoño, decano de Artes y Diseño de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más tinta y tecnología